ADICCIÓN A LA ACCIÓN

…la adicción a la acción puede ser muy nociva. ¡Cuidado!

¿Eres más propenso al trabajo que a relajarte? ¿Es común que llegues a casa agotado y que te cueste dedicar tiempo de calidad a tu familia?

Nos guste o no lo que el mundo más celebra y aplaude son los logros.

Y los logros están, por lo general, más íntimamente relacionados con las actividades profesionales que con los valores y el desarrollo personal interno. Esto representa un peligro que vale la pena considerar y mantener presente en tus pensamientos cada día.

La pura verdad es que a menos que actuemos y llevemos a la práctica lo que aprendemos, no nos salimos de las rutinas diarias que rigen nuestro día a día. Y por lo tanto difícilmente progresamos. Ahí está la contradicción, porque sin acción no hay resultados.

Somos seres de hábitos y costumbres. Por eso es crucial establecer y adquirir hábitos productivos y encontrar el equilibrio sano entre actuar y recuperarte, y saber disfrutar y relajarte.

Nada de malo tienen los logros. De hecho, el mismo hecho de progresar en lo personal es un logro. Por ejemplo, adquirir buenos hábitos para reemplazar los menos productivos. Entonces la invitación es a ser conscientes del tipo de logros que eliges para tu vida. 

Evita que la adicción a hacer más y más, y trabajar incesantes horas que terminan consumiendo tanta energía, es fundamental para no descuidar otros aspectos importantes de tu vida.

UNA DISTINCIÓN IMPORTANTE—DISFRUTAS DEL TRABAJO VS. ERES UN «TRABAJÓLICO»

Una cosa es que te guste mucho trabajar, y si te apasiona lo que haces, qué grande, eres bendito. Yo lo soy, me apasiona lo que hago.

Otra cosa es que tengas una adicción a la actividad. Ese es otro rollo. Veamos el perfil del adicto, de algunas investigaciones.

Perfil del adicto al trabajo

Uno de los elementos clave en la adicción al trabajo (workaholism), es la negación de la propia persona sobre lo que le está sucediendo. El adicto (workaholic o trabajólico) llega a creer las justificaciones a las que recurre ante las quejas de su familia o de sus compañeros de trabajo (Porter, 1996a) y siempre encuentran una explicación a su exceso de trabajo. 

Perfil psicosocial del adicto 

• Negación de la situación.
• Manipulación de la información.
• Comunicación interpersonal deficiente.
• Alta necesidad de control.
• Alto compromiso con la organización.
• Trabajo extra:
  - Se lleva trabajo a casa.
  - Trabaja los fines de semana.
  - Trabaja durante sus vacaciones.
  - Trabaja estando enfermo (presentismo).

• Sus hábitos laborales exceden siempre lo prescrito.
• Bajo rendimiento laboral a medio/largo plazo.
• Desarrollo de tareas innecesarias para justificar su exceso de trabajo.
• Problemas de salud.
• Problemas extra-laborales (baja calidad relaciones extra-laborales e insatisfacción fuera del trabajo)
(Del Líbano et al, 2006b).

LA CONTRADICCIÓN Y EL EQUILIBRIO SANO

La contradicción es que si dedicas suficiente energía y tiempo a las actividades más intangibles, y menos premiadas y reconocidas, vas a disfrutar mucho más de la vida y en consecuencia ser MUCHO más productivo

En lugar de pensar que la única forma de ser más productivo es trabajar más, recuerda que es muy diferente el trabajo de calidad, que la cantidad de trabajo.

Encontrar el equilibrio adecuado, es un evidente reto para las organizaciones y para tu vida personal, o para tu propia empresa, en cuyo caso quién te premia y reconoce eres principalmente tú mismo.

¿Se imaginan si existiera este tipo de premiación? Por ejemplo, en el caso de una producción…  

➤ Oscar a la persona más dadivosa y generosa del equipo de producción; 
➤ Premio a la que más perdonó durante el rodaje de la película; 
➤ Premio a la que logró superar más dificultades, 
➤ Premio a la persona considerada más humilde por el resto del equipo y agradable en la convivencia durante la edición y post producción, etc.

Suena algo ridículo pensarlo, pero reflexionarlo no hace nada mal. El mundo celebra los logros y esto puede tener un efecto nocivo a menos que seas consciente de cuánto te afecta. Y hasta qué punto afecta tus pensamientos, emociones y decisiones.

Es muy común ser adictos al trabajo, a hacer, a lograr. Obvio… es lo que la sociedad más aplaude, celebra y premia. Desde los logros más trascendentes hasta los más cotidianos en el mundo laboral.

Al que más agradecen y premian en la empresa es al que más vende, al que consigue más nuevos clientes. Y bueno, es natural, porque eso es lo que hace que una empresa exista, subsista y crezca. 

A raíz de este condicionamiento estamos mucho más propensos a HACER que a SER, por lo cual dedicamos la mayor cantidad y calidad de nuestra energía diaria a lograr más y hacer más, hasta que algún acontecimiento nos sacude y nos llama a la reflexión.

¿Será posible encontrar un equilibrio sano? Por supuesto que sí. Y yo ruego con todo mi corazón que pueda transmitirlo con la suficiente claridad para que te beneficies de mis errores. 

A pesar de tener una buena formación, al perder el equilibrio en durante una crisis relativamente reciente—aunque no me quejo ni me siento víctima de la misma—la crisis me superó hasta un punto decisivo y perdí mucho terreno demasiado valioso.

Terreno que incluía lo más importante de mi vida. Es vergonzoso reconocerlo.

Por eso te ruego que no permitas que te ocurra algo siquiera tímidamente parecido. No es indispensable llegar a una crisis para aprender a encontrar este equilibrio al que te invito… para seas un profesional exitoso y un ser extraordinario.

En Productividad Sana estudiamos a fondo este tema. Haz clic AQUÍ para enterarte más.

✐ Déjame un comentario: 
¿Te cuesta relajarte, dejar a un lado el trabajo y descansar? ¿Llevas a tu casa los pendientes del trabajo y eso te distrae?

O escríbeme AQUÍ.

El éxito es inevitable, siempre y cuando… tomes medidas EFICACES y de manera constante.

Te invito a que trabajemos juntos para co crear contigo tus objetivos, y para que tomes medidas eficientes para aprovechar tus recursos al máximo. ERES infinitamente poderoso.

Mira este video de 5 minutos AQUÍ sobre el programa Productividad Sana

Programa una sesión gratis AQUÍ

Éxito: hacer lo que más deseas de manera intencional para obtener los resultados que más quieres.

Sobre el autor Rody Correa

Papá de 6, músico, emprendedor, coach, persistente, y te ofrezco mis 40+ años de experiencias. 30 años viajando por toda Sudamérica—liderazgo, asesoramiento, eventos de capacitación, mucha música. Y en los últimos 10 años después de mi naufragio más reciente... cómo llegué a la costa agotado, agobiado, pero salí a flote. Te deseo lo mejor. Si todavía no descargaste mi primer eBook ve al siguiente enlace: www.rodycorrea.com/ebook-para-que-hago-lo-que-hago/

>